Calendario de eventos

Último mes Diciembre 2020 Mes siguiente
L M X J V S D
week 49 1 2 3 4 5 6
week 50 7 8 9 10 11 12 13
week 51 14 15 16 17 18 19 20
week 52 21 22 23 24 25 26 27
week 53 28 29 30 31

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy161
mod_vvisit_counterAyer1603
Ulti Clocks content
Mi granito de arena PDF Imprimir E-mail
Escrito por Jorge Ríos   
Lunes, 26 de Octubre de 2020 08:55

MI GRANITO DE ARENA.


Siempre he pensado que la Historia del Club el Bastón merecía la pena ser contada y que para ello era necesaria hacerla, darle cuerpo. Empezar.

Una Historia que siempre será ,como cualquier historia de algo "vivo" , inacabada,  parcial, abierta; con sus puntos de vista y sus subjetividades. Una Historia en la que cada uno de sus socias y socios pueda incluirse y añadir algo más.

La peña, el club que yo conocí cuando me incorporé hace más de 20 años era, en parte, bastante distinta a como es ahora. No hay más que ver las fotos "antiguas" para descubrir en ellas algo más parecido a una cuadrilla de aceituneros o segadores que a  unos senderistas . No había gore-tex, ni bastones telescópicos, ni  móviles, ni gps. La pana recia, las chirucas y botas de la mili eran nuestros calzados. Sombreros de paja, gorros tupidos, bota de vino y navaja cabritera. Algunos llevaban  cayados dignos  de  pastores  de  la Mesta  y los más,  improvisábamos  bastones con ramas que encontrábamos  en el camino.  Se notaba, a la legua, por nuestros atuendos,  que nuestros orígenes, en su mayoría,  estaban aún muy cercanos a ese campo y sus labores al que se habían dedicado nuestros padres y abuelos.

Chiflidos y voces eran nuestro medio de comunicación y las trochas y aulagares nuestras sendas.  El monte cerrado, los tajos y despeñaderos  imponían respeto. Allí no había nadie, solo nosotros y nuestras ganas de andar juntos.

Peña amable,  donde quien quería,  venía sin más y a quien nos decía adiós se le deseaba suerte. Y, prácticamente,  así sigue siendo en nuestros días.

Con esta aportación quiero dejar constancia de mi agradecimiento a quien me posibilitó andar tanto, soñar tanto, desear tanto. A la Peña, al Club de Senderismo el Bastón.

Granada, Octubre 2020.

Jorge Ríos.

Última actualización el Lunes, 26 de Octubre de 2020 09:07
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar