Calendario de eventos

Último mes Julio 2017 Mes siguiente
L M X J V S D
week 26 1 2
week 27 3 4 5 6 7 8 9
week 28 10 11 12 13 14 15 16
week 29 17 18 19 20 21 22 23
week 30 24 25 26 27 28 29 30
week 31 31

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy304
mod_vvisit_counterAyer865
Ulti Clocks content
LOMA DE LOS JARALES

RUTA: QUÉNTAR – LOMA DE LOS JARALES

Día: domingo, 22 de enero de 2017

Salida: En coches particulares. A las 8:30 h. desde el Polideportivo de Albolote. O a las 9.00 en el aparcamiento junto al cementerio de Quéntar.

Tiempo estimado: 5 horas, aproximadamente (incluidas paradas).

Aprox. 15-16 km.

Tipo de recorrido: Circular. Dificultad: Media. No hay grandes dificultades.

DESCRIPCIÓN DE LA RUTA

Para la realización de la ruta contamos con la inestimable ayuda de Toni Hervías y Montse Rodríguez que son los amigos que realmente ejercerán como guías y que nos explicarán los puntos más interesantes del camino. Iniciamos la subida por el río Aguas Blancas en dirección hacia el cortijo de Prado Montero, en las cercanías del embalse de Quéntar. En dicho cortijo, antigua propiedad del pintor Gabriel Morcillo, se encuentra la ermita de los Labradores, que tal vez podamos visitar y recibir la explicación de Toni.

Habremos tardado aproximadamente una hora. Posteriormente nos dirigimos hacia el cortijo de La Argumosa, en el trayecto que va desde el embalse hasta Güéjar Sierra, y la Cruz de las Trincheras. Una hora más de camino. Seguimos ascendiendo y llaneando después a lo largo de la Loma de los Jarales, disfrutando de unas vistas espectaculares de toda Sierra Nevada, hasta llegar a una caseta de vigilancia. Desde allí iniciamos el descenso por el Barranco del Agua hasta Quéntar donde, si los hados nos son propicios, nos espera una agradable sorpresa.

Si no estamos demasiado cansados y nos apetece Toni nos hará un pequeño recorrido por Quéntar, que es su pueblo natal. La comida la podemos hacer al final del trayecto, salvo que el desarrollo del recorrido lo hagamos especialmente lento, en cuyo caso tomaríamos el bocadillo en la caseta de vigilancia.

Animaos y a disfrutar.

Un saludo. Antonio, Pepe y José Mª

 

Escribir un comentario